Creciendo con Piojito

       y ahora también con Pulguita

Quiero dormir… ¡con papá!

en 8 de mayo de 2013

Hace unos días después de comer me ha pasado algo que sabía que algún día pasaría pero que la verdad es que me ha sorprendido mucho.

Estábamos sentados en el salón cuando Piojito se ha acercado a su papá y a mí con un libro en la mano y ha gritado: -“¡Mimir!”, le he preguntado que si quería leer el libro en la cama y después dormir y me ha asentido con la cabeza. En ese momento me he puesto de pie y le he dicho -“Venga vamos a la habitación”- y su respuesta ha sido: -“¡Con papaaaa!”.

Es la primera vez que Piojito decide que quiere irse a dormir con su papá, llevamos algo más de un mes intentando que por las noches se duerma con su papá en vez de conmigo, tomamos esta decisión para intentar conseguir que no dependa siempre de la teta para dormirse, en septiembre llegará su hermanti@ y me gustaría que no sea imprescindible que sea yo quien siempre le duerma.

Muchas veces se va a la cama con papá sin problemas pero la mayoría de las veces una vez que han terminado de leer los cuentos que quiere me llama para tomar la teta de antes de dormir, aún así es la primera vez que él mismo pide que sea papá quién le lea los cuentos, normalmente aunque se ofrece él primero prefiere que sea yo quien vaya a la cama con él.

Esta vez también me ha llamado para que fuera con él una vez que terminaron de leer, aún así no he podido evitar sentir el comienzo del fin de una etapa.

Tengo sentimientos encontrados ante lo cambios que están ocurriendo, desde hace un par de semanas vengo notando que Piojito prefiere estar más con su papá en lugar de conmigo. No negaré que por momentos me siento algo liberada ya que estoy disfrutando de más momentos de soledad y puedo hacer cosas que me gustan en casa sin que Piojito esté a menos de medio metro de distancia de mí.

Aún así siento pena, mucha pena de ver cómo mi pequeño bebé se convierte poco a poco en un niño, en un niño que cada día necesita un poco menos a su mamá, tengo la impresión que mi hijo se ha hecho un hombrecete de un día para otro. Y aunque sienta pena estoy preparándome para esta nueva etapa que comienza porque mi pena se convierte en alegría…

  • viendo las caras de felicidad de Piojito y su papá cuando están juntos,
  • viendo cómo juegan a juegos brutotes en los que yo no participo,
  • viendo cómo comienza una relación especial entre padre e hijo,
  • viendo cómo por fin mi compañero disfruta al 100% con nuestro hijo sin tener que estar pendiente de si mamá está cerca por si hay un momento de crisis,
  • viendo al fin al cabo cómo vamos evolucionando y creciendo como familia.

Y aunque en algunos momentos flaquee y me den ganas de abrazarle y gritarle que deje de crecer, no lo haré, le acompañaré respetando, o al menos intentando respeta,r las necesidades que tenga en cada momento, y sé, que según pasen los días, los meses y los años la necesidad que tiene de estar con mamá irá disminuyendo, pero siempre estaré ahí cuando me necesite.

Quiero dedicar este post a mis chicos, al “mi chico el mayor” y al “chicuelo”. ¡Os adoro!

PiojitoYPapa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Creciendo con Piojito

       y ahora también con Pulguita

Mamá Arcoiris en Arabia Saudita

Mamá Lactivista, Colechadora y Porteadora viviendo en Arabia Saudita

       y ahora también con Pulguita

Nuestro Mundo de Padres

       y ahora también con Pulguita

Tres amores y un millon de aficiones

       y ahora también con Pulguita

mi rincón de mariposas

       y ahora también con Pulguita

A %d blogueros les gusta esto: