Creciendo con Piojito

       y ahora también con Pulguita

UCIs pediátricas

en 23 de enero de 2014

Ayer me llegó esta noticia. Es una entrevista a Esther Peinado una mamá que luchó por conseguir que las UCIs pediáticas estuvieran abiertas a los padres las 24 horas. Se trata de una noticia antigua, del mes de julio del año pasado.

Aunque es antigua, quería compartirla ya que hoy justo hace dos meses que Piojito sufrió un grave accidente, estábamos paseando por Madrid Río cuando por un descuido se cayó de un muro de más de 2 metros de altura.

Sala "Como en casa"

Sala “Como en casa”

Pasamos 48 horas en la UCI pediátrica del hospital 12 de Octubre de Madrid. En este hospital, y espero que por la noticia ya en todos, están las puertas abiertas a los papás y mamás las 24 horas. Puedes entrar y salir con total libertad y te dan una tarjeta para poder usar la sala “Como en casa”; se trata de una habitación amplia, con luz natural, donde puedes calentar comida, descansar en sofás cómodos y dispone de un baño con ducha para poder asearte.

La verdad, no sé que hubiéramos hecho si no hubiéramos podido acompañar a Piojito en este trance. No sé cómo podríamos haber gestionado emocionalmente esa situación, el dolor de verlo malito y de saber que al sufrimiento físico se le añade un sufrimiento emocional por la separación.

Nosotros somos afortunados, ya que, aunque el golpe y el susto fueron grandes, todo se quedó en eso. Una vez que salieron los resultados de las primeras pruebas que le hicieron, supimos que seguramente serían sólo dos días allí y que en un par de días más estaríamos en casa. Por desgracia la mayoría de los niños, papás y mamás que estaban allí no estaban sólo “de paso” como nosotros.

De la entrevista a Esther Peinado, me ha llegado la frase: “Yo, después de la primera estancia en la UCI, tardé muchas noches en poder volver a dormir sin escuchar aquellos gritos”. A mí, me ha chocado mucho ver a los pequeños en la UCI, había niños de todas las edades, algunos de ellos gravemente enfermos. Cuando  intentaba dormir parecía que tenía dentro de la cabeza los pitidos de las máquinas que había en la sala. Además me atormentaba una y otra vez pensando en los peques que pasan por allí , y en sus familias.

Es más o menos fácil organizarte para pasar las 24 horas con tu hijo en el hospital cuando son sólo unos días, pero ¿y cuando esa situación se prolonga durante meses? ¿Qué tipo de apoyo social y económico tienen esas familias? Mucho me temo, por lo que pudimos hablar con algunos de ellos, que poco o ninguno.

Por eso desde aquí quiero dar mi apoyo a dos fundaciones que hacen algo más llevadera la estancia en los hospitales en estas circunstancias:

menudoscorazonesLa primera es Menudos Corazones, se trata de una fundación de ayuda a niños con problemas de corazón. Algunos de los niños que nacen con cardiopatías congénitas tienen que pasar varias veces por el quirófano. El 12 de Octubre es un hospital de referencia para tratar este tipo de enfermedades, por lo que conocimos a varias familias con bebés o niños con esta enfermedad. Esta fundación ofrece, entre otras cosas, apoyo en el hospital tanto a los niños como  a sus familiares y alojamiento gratuito.

La otra es la Theodora, que con sus Doctores Sonrisas hacen que la efundacion theodorastancia en el hospital sea más llevadera. Tres Doctores Sonrisas nos visitaron cuando estábamos allí, y aunque Piojito estaba dormido cuando llegaron, consiguieron sacarme unas risas y tener un momento relajado.

Quiero dar las gracias a todas las personas que han luchado para que los niños no tengan que separarse de sus familiares cuando están en las UCIs. Gracias a ellas, nuestro hijo pudo estar acompañado por sus papás en un momento tan difícil para todos. También agradecer el  trabajo de todos los profesionales de la sanidad que se detuvieron a comprobar que los niños están mejor cuando sus papás están con ellos que cuando están solos, aunque esa situación en algunos casos dificulte su trabajo. Y cómo no, a todas esas organizaciones (aquí sólo he nombrado a dos) que hacen más llevadera la estancia en el hospital. Por último, pero no por ellos menos importante , a Papapioji, que no se separó el gordito los cuatro días que estúvimos allí. Gracias a todos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Creciendo con Piojito

       y ahora también con Pulguita

Mamá Arcoiris en Arabia Saudita

Mamá Lactivista, Colechadora y Porteadora viviendo en Arabia Saudita

       y ahora también con Pulguita

Nuestro Mundo de Padres

       y ahora también con Pulguita

Tres amores y un millon de aficiones

       y ahora también con Pulguita

mi rincón de mariposas

       y ahora también con Pulguita

A %d blogueros les gusta esto: